Nutrición

El tratamiento nutricional es uno de los pilares básicos del tratamiento en la enfermedad renal crónica (ERC). Para cada paciente existen unas necesidades nutricionales diferentes, a las que hay que añadir las especificidades de cada fase de la enfermedad renal y su tratamiento. Numerosos estudios de nutrición han demostrado que realizando una correcta alimentación se puede retrasar la entrada en la diálisis.

El objetivo de este servicio es mejorar el estado nutricional y la adhesión al tratamiento dietético, a través de una educación nutricional progresiva y adaptada a las personas con enfermedad renal para mejorar su salud y reducir las complicaciones. Así como, formar en nutrición a los profesionales sanitarios que tratan a personas con ERC.

En las atenciones individualizada se evalúa el estado nutricional, se realiza una educación nutricional progresiva, individual y adaptada a cada uno de los pacientes, donde se explican las recomendaciones nutricionales generales en la primera consulta, en la siguiente cita se realiza un plan de alimentación individualizado y se establece un calendario de seguimiento.

Funciones del/la nutricionista

Las principales funciones desempeñadas son:

  • Atención nutricional personalizada, vía telefónica y otros medios a personas con ERC o que presenten factores de riesgo para la misma.
  • Educación nutricional y alimentaria tanto a aquellas personas con ERC, en cualquiera de sus fases, como a aquellas que presenten factores de riesgo para la misma.
  • Valoración del estado nutricional de la persona con ERC, en cualquiera de sus fases, como a aquellas que presenten factores de riesgo para la misma, mediante el control y seguimiento a través de antropometría.
  • Elaboración de menús personalizados adecuados a diagnósticos, tratamiento médico y otros factores (sexo, edad, preferencias alimentarias, etc.).
  • Crear talleres y participar en los mismos y en las actividades propuestas por la asociación junto con el equipo ALCER.
Irene – Nutricionista